Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI)

El valor catastral es la base imponible de numerosos impuestos, entre ellos el IBI, lo que supone una carga fiscal elevada en las empresas. Existen muchos errores en su cálculo, y la posibilidad de corregirlo y obtener el consiguiente ahorro, por ello la importancia de una correcta valoración catastral.

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) es un impuesto que grava el valor de los bienes inmuebles localizados en el municipio que recauda el tributo. Su gestión se comparte entre la Administración del Estado y los Ayuntamientos. Se trata de un impuesto que la mayor parte de las empresas pagan sin cuestionarse si el importe es o no correcto, ya que ha de ser evaluado por un experto en valoraciones catastrales.

La base imponible del IBI, así como de otros impuestos locales, es el valor catastral que se calcula en función de una serie de parámetros o características del inmueble: superficie, uso o destino, tipología constructiva, etc., aspectos muy específicos para cuya evaluación es necesario conocer la normativa desde el punto de vista técnico y fiscal.

En Ayming somos expertos en valoración catastral, procederemos a realizar un análisis y la correcta valoración de sus inmuebles, proponiendo las diferentes posibilidades de reclamación y gestión.