20 junio 2018

Ponencia de valores de Murcia: Los nuevos valores catastrales llegarán por carta en julio y habrá un mes para revisarlos

La delegación del Catastro ya tiene lista la nueva ponencia; el edil Martínez-Oliva dice que se hará todo lo posible para que el IBI no suba en 2019

Artículo publicado en www.laverdad.es

La Gerencia de Catastro de Murcia aprobó el pasado 31 de mayo la solicitud que realizó el Pleno del Ayuntamiento para la actualización de los valores catastrales y todos los propietarios recibirán a partir de julio una carta con la revisión a aplicar para el año 2019 y siguientes. El concejal de Hacienda, Eduardo Martínez-Oliva, confirmó ayer a 'La Verdad' que el Catastro ya ha comunicado al Ayuntamiento la nueva ponencia, que lleva 7 años de retraso, ya que la última vez que se actualizaron fue en 2001, coincidiendo con la entrada en vigor del Plan General de Ordenación de Murcia.

«Por lo que nos ha avanzado el Catastro no habrá variaciones importantes de subidas a nivel general, es posible que se incremente en algún barrio de Murcia y que baje en alguna pedanía. Pero en cualquier caso no habrá disparates», remarcó el edil, que garantiza que el Gobierno de Ballesta hará «todo lo posible» para que la actualización no repercuta en incrementos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI). «El tipo impositivo es lo que hace de efecto multiplicador y afecta al IBI y lo intentaremos adecuar para que la repercusión sea la mínima posible. El Ayuntamiento no pretende cobrar más e intentaremos que el tipo impositivo sea similar y si hay que bajarlo para evitar una subida se hará».

64% es el aumento del precio de la vivienda en los últimos 17 años. La última ponencia de valoración es de 2001, aunque hubo incrementos del 10% en 2014 y en 2015.

116,5 millones de euros prevé recaudar el Consistorio este año con el IBI.

21 millones de euros es la recaudación municipal por la Plusvalía.

 

El municipio de Murcia es uno de los últimos que quedan por ajustar los valores catastrales a la realidad actual, después del 'boom' inmobiliario y la crisis en el sector de la construcción. Hace un año y medio que, según recuerda Martínez-Oliva, se solicitó la revisión, tras acordarlo la Corporación en Pleno a raíz de la iniciativa de Cambiemos Murcia.

 

«No habrá variaciones importantes en cuanto a subidas, no se prevén disparates», anticipa el equipo de gobierno

 

Atentos a las desviaciones

Esta nueva ponencia ha puesto en alerta a las consultoras expertas en valoraciones catastrales, que ofrecen ya sus servicios ante posibles desviaciones, ya que, según el grupo Ayming, puede reportar un ahorro medio de entre 10% y el 15% en todos los impuestos que tienen como base el valor catastral. Marcos Fernández Parra, manager de consultoría fiscal de Ayming, señala que la actualización de los valores catastrales tiene repercusiones en el IBI, en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, y el Impuesto sobre el Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU), más conocido como Plusvalías. Hay algunos ayuntamientos que utilizan el valor catastral como dato objetivo para la recaudación de muchos tipos de tasas (alcantarillado, recogida de basuras, eliminación de basuras, financiación del transporte público), si bien en el caso del Ayuntamiento de Murcia, según confirma Martínez-Oliva, no hay ninguna tasa asociada a este parámetro.

Una vez que los propietarios de inmuebles reciban las notificaciones con los nuevos valores catastrales dispondrán de un mes para realizar alegaciones y recurrir en el caso de que haya errores, ya que a partir de ese momento si hubiera parámetros mal adjudicados, recuerda la consultora Ayming, será mucho más difícil la subsanación al ser firmes.

Un 10% de subida cada año

Martínez-Oliva confirmó que el Catastro tiene previsto realizar una actualización del 10% cada año en los próximos diez años, y no considera acertado que pueda hablarse de otro «catastrazo», como se llamó el proceso de 2001, ya que Murcia lleva al menos 7 años retrasando la revisión y cita que en estos años no se ha entendido conveniente por la crisis. La última ponencia de valoración fue en junio de 2001, y desde entonces, según apuntan fuentes de la consultora Ayming, Murcia únicamente ha experimentado dos incrementos de un 10%: en 2014 y en 2015. «Sin embargo, la evolución del mercado ha sufrido una desviación mayor, experimentando el precio de la vivienda un aumento del 64% durante los últimos 17 años. Con la adecuación de los valores catastrales a la realidad actual del municipio se prevé por tanto una significativa subida de los mismos». El Gobierno local tiene previsto convocar en breve una reunión con los grupos políticos para que la delegación del Catastro pueda dar a conocer los detalles de la ponencia.

El Ayuntamiento, pese a la actualización, tiene voluntad de regular a la baja si es posible el nuevo tipo impositivo para la recaudación del recibo del IBI -2019 será, además, un año electoral-. Actualmente Murcia ofrece un coeficiente de 0,6421% para calcular la cuota que se aplica directamente sobre el valor catastral. Podría bajarlo hasta un 0,4% o subirlo al 1,1%.

El 30 de junio se darán a conocer

El 30 de junio está previsto que se publiquen los valores catastrales definitivos que deben regir en la recaudación del IBI para los próximos 10 años. Cualquier recibo del IBI, según explican los consultores de Ayming, se descompone en valor catastral suelo (sirve para recaudar la Plusvalía municipal, el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana) y en valor catastral construcción. La tendencia es que tenga más peso el valor catastral del suelo, con incrementos, como ha sucedido ya en revisiones aprobadas en otras ciudades, y que disminuya ligeramente el de la construcción. El Ayuntamiento prevé recaudar este año 116,5 millones de euros con el recibo del IBI, y por la Plusvalía otros 21 millones de euros. En el caso de las plusvalías, el Consistorio aplica los parámetros más elevados que le permite la legislación, por lo que la consultora incide en que si no se modifica en 2019 este impuesto los murcianos que realicen una venta con los nuevos valores catastrales «es probable que les compense intentar acelerarla y venderla antes de que finalice el año». «Es aconsejable -expone el consultor Marcos Fernández Parra- revisar el valor catastral de los inmuebles. Las consecuencias tributarias de que esté mal calculado afecta no solo en la determinación de la cuota tributaria del IBI sino a los tributos para los que la fijación de su base imponible está relacionada con el valor catastral: IBI, IRPF, ITP, Sucesiones y Donaciones, Plusvalía, etc».