IMPUESTO DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS (IAE)

¿Cómo optimizar el IAE? 

El IAE es uno de los impuestos dentro de los tributos propios de los “catalogados” como recursos de los Municipios, junto al Impuesto sobre Bienes Inmuebles, el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica, Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras, y el Impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana.

El mismo es un tributo de carácter real cuyo hecho imponible está constituido por el mero ejercicio, en territorio nacional de actividades empresariales, profesionales o artísticas, se ejerzan o no en local determinado y se hallen o no especificadas en las tarifas del Impuesto.

Este Impuesto cuyo contenido y aplicación es arduo y complejo, ha evolucionado desde su nacimiento, con la aprobación de la Ley Reguladora, Ley 39/1988 de 28 de diciembre, derivado del proceso de reforma del conjunto de la Hacienda democrática española, al diseñar un nuevo modelo de sistema fiscal para los municipios y provincias, pasando por la reforma de la misma en Ley 51/2002 de LRHL.

En dicha reforma se introducían  entre otras en materia de exenciones nuevos supuestos tanto la exención temporal para los dos primeros periodos impositivos tras el inicio de la actividad para todos los sujetos pasivos, la exención indefinida para todas las personas físicas , alcanzando a todos los profesionales y artistas, y la exención objetiva para todos los sujetos pasivos cuyo importe neto de la cifra de negocio en un periodo anterior no haya alcanzado el millón de euros en relación a las personas jurídicas, sociedades civiles y entidades a las que se refiere al artículo 33 de la LGT,  y personas físicas y jurídicas sujetas IRNR, que cuenten en España con establecimiento permanente así como la creación de nuevas bonificaciones.

Por otro lado se elimina el elemento tributario obrero como computable, el coeficiente único, y la creación del coeficiente de ponderación por cifra de negocios, y ponderaciones de usos de superficies no contemplados hasta dicho momento.

Como noticias o cambios  relevantes que se han producido después  de la reforma fiscal del IAE, se encuentra la reducción en la cuota superficie de los servicios de hospedaje y el traslado de la misma a todas aquellas actividades que tuvieran dentro de sus notas  la reducción en su cuota actividad al  no estar abiertos durante todo el año, y considerarse de temporada.

En otro orden de cosas, este tributo está sujeto a numerosas normas de grupo, agrupaciones, a las instrucciones de las tarifas que se regulan el Impuesto Sobre Actividades Económicas Real Decreto Legislativo 1175/1990 de 28 de septiembre, así como al gran número de consultas y sentencias, que sientan doctrina y jurisprudencia, generando un Impuesto, dinámico, interpretativo, complejo, flexible. El conocimiento profundo del mismo esta intrínsecamente unido a la actualización constante en relación a este tributo en constante movimiento.