Choose your country site
Close

Unión fiscal para empresas: ¿Para cuándo un IVA común en la Unión Europea?

Home > Insights y Noticias > Noticias > Unión fiscal para empresas: ¿Para cuándo un IVA común en la Unión Europea?
Noticias
diciembre 12, 2019

Durante 1967 los Estados miembros de la entonces conocida como Comunidad Económica Europea llegaron al acuerdo de sustituir sus sistemas propios de imposición sobre el volumen de negocios por un sistema común de IVA. Fue el comienzo de la unión fiscal para empresas dentro del marco comunitario.

Unión fiscal para empresas: similitudes entre España y Europa

Debido a que uno de los objetivos del mercado único es el libre intercambio de mercancías y servicios entre los miembros de la UE, para facilitar las actividades empresariales y conseguir que no se distorsione la competencia entre las mismas, la Unión Europea ha promovido que los países que la componen acuerden armonizar las normas sobre gravamen de bienes y servicios.

Por ello, se han establecido unos tipos impositivos mínimos tanto para el IVA como para otros impuestos especiales, además de unas normas sobre la aplicación de los mismos. A pesar de todo, los Estados miembros tienen derecho a aplicar tipos superiores a los mínimos establecidos por la UE si así lo estiman oportuno.

La Comisión Europea propuso en marzo del pasado 2018 la implantación de nuevas medidas que tienen como objetivo garantizar la tributación equitativa de todas las empresas digitales del mercado europeo, es decir, este organismo pretende asegurarse de que las grandes compañías digitales (que constituyen casi la mitad de las empresas más grandes en capitalización bursátil) contribuyan impositivamente lo que les corresponde. Esto se debe a que actualmente, las compañías que no operan en el entorno digital pagan el doble de impuestos que las empresas que se dedican al mundo online.

Estas son las diferencias en el IVA entre los países de la UE

A pesar de que el objetivo de la Comunidad Europea es alcanzar la unión fiscal para empresas de los Estados miembros, en la actualidad podemos encontrar diferencias entre la fiscalidad de las empresas españolas y la de las compañías del resto de Europa.

Como sabemos, en nuestro país el IVA general es del 21%, cifra superior a la que ostentan tanto Alemania (19%) como Francia (20%). Sin embargo, el país europeo con el IVA más elevado es Hungría, que impone un 27% superando incluso a países como Croacia, Suiza y Dinamarca (25%). 

Por otro lado, solo algunos países cuentan en su legislación con el IVA súper reducido y son: Irlanda (del 0% al 4,8%), Francia (2,1%), Italia (4%), Luxemburgo (3%), España (4%), Lituania (5%), Croacia (5%), Rumanía (5%), Polonia (5%) y Grecia (10%).

Para las compañías que operen y estén establecidas en la Unión Europea, la mayoría de las transacciones realizadas dentro del territorio comunitario están sujetas al IVA. Sin embargo, las exportaciones a Estados que no pertenecen a la UE no están sujetas al IVA y, en este caso, se paga en el país de importación (para no tener que abonar este tributo hay que demostrar que se han exportado las mercancías a un país no perteneciente a la UE). 

Mostrar comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *