Choose your country site
Close

La industria farmacéutica reclama ser un pilar en la reconstrucción

Home > Insights y Noticias > Noticias > La industria farmacéutica reclama ser un pilar en la reconstrucción
Noticias
julio 17, 2020

Por cada euro que se invierte en un medicamento novedoso el sistema ahorra hasta 8 euros. Un 25% de la alta tecnología que se exporta desde España procede de esta industria.

La industria farmacéutica invierte en I+D el 19% del total de la industria en España, el año pasado las exportaciones superaron los 12.000 millones de euros, mientras que el valor de los medicamentos que se producen en España es superior a los 15.000 millones, lo que lo convierte en el quinto producto más exportado del país.

El farmacéutico es el sector industrial líder en investigación en nuestro país: 1 de cada 5 € de los que se invierten en investigación corresponden a estas compañías. Además, moviliza un empleo de alta calidad, con un 94% de carácter fijo, un 64% de los trabajadores son titulados superiores, y un 52% son mujeres. Por otro lado, por cada euro que se invierte en un medicamento novedoso, el sistema público de salud ahorra entre 2 y 8 €.

La pandemia ha puesto de manifiesto los inconvenientes que puede acarrear el tener deslocalizada la producción de ciertos principios activos para producirlos en países que fabrican a un menor coste, como es el caso del continente asiático. Si quieres tener el producto aquí, tendrás que estar dispuesto a pagar algo más.

Farmaindustria pide no depender tanto de China

Para el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, una de las vías para revertir esta situación es evaluar qué medicamentos se consideran esenciales en Europa, para fabricarlos en el continente y tener capacidad de autoabastecimiento.

Para Álvaro Hidalgo, “es muy importante que en España se pueda llegar a fabricar vacunas para el COVID-19, pero deberíamos hacer una reflexión previa. Sería importante que las administraciones públicas empezasen a apostar no solo por la fabricación de vacunas desarrolladas en otros países, sino por grupos de científicos españoles”.

Recobrar el liderazgo

Bruselas acogerá la cumbre de la Unión Europa, que se extenderá hasta el sábado, y en la que los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros tratarán de cerrar un acuerdo sobre los presupuestos comunitarios de 2021-2027 y el plan de recuperación económica tras la pandemia y que contaría con un fondo de 750.000 millones de euros (500.000 millones en subvenciones a fondo perdido y 250.000 en préstamos).

La industria farmacéutica puede ser protagonista por dos vías: el incentivo a inversiones productivas en regiones fuertemente castigadas por la pandemia y, por otro lado, un programa específico para el sector salud, que contaría con 10.000 millones, y que tiene entre sus objetivos potenciar la investigación biomédica y la producción de medicamentos esenciales.

Farmaindustria reclama un plan de inversión al Gobierno

Desde el sector ya están trabajando con el Ministerio de Sanidad para renovar el convenio que garantiza la sostenibilidad del sistema sanitario público y el acceso a los medicamentos. Actualmente, tanto patronal como administración quieren renovarlo, aunque introduciendo algunos cambios.

A esto se une “una estrategia a largo plazo del medicamento como una inversión y no como un gasto, en una competencia abierta y transparente entre genéricos y fármacos de marca, y un acceso a la innovación por parte de los pacientes. Si unimos todos estos ingredientes seremos capaces de llegar a un convenio para este y posteriores años que permita extraer todo el potencial del sector, siendo esto compatible con un esfuerzo solidario para que las cuentas públicas no se resientan”, argumenta Humberto Arnés.

Actualmente en España existe el denominado Plan Profarma, que clasifica y califica a las empresas en grupos y categorías en función de su excelencia en diferentes aspectos industriales, económicos y de investigación, desarrollo e innovación. La valoración de las empresas farmacéuticas trae consigo una reducción en las aportaciones al Sistema Nacional de Salud.

Eso sí, el director general de Farmaindustria cree que “este no debe ser el único instrumento que posibilite la participación más activa de la industria farmacéutica en términos de investigación y en términos productivos. Hay que buscar fórmulas más novedosas, más allá del Plan Profarma, que durante más de 30 años ha cumplido un papel fundamental, pero tenemos que adaptarnos a las nuevas situaciones como es la actual de emergencia económica”.

Mostrar comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *