Choose your country site
Close

¿Qué se considera I+D+i en España en 2021?

Home > Insights y Noticias > Noticias > ¿Qué se considera I+D+i en España en 2021?
Noticias
febrero 3, 2021

Apostar por la I+D+i en España en 2021 es fundamental para nuestra economía.

Aunque hay compañías que tienen departamentos dedicados a la innovación, la realidad es que el concepto es mucho más amplio de lo que la mayoría piensa; por eso, desde Ayming vamos a contarte qué sí y qué no es I+D+i en España.

En este artículo, entenderás que la I+D+i en España va más allá de tener un laboratorio con científicos manipulando probetas. Te darás cuenta de que en tu empresa ya estáis realizando actividades de I+D+i, aunque no lo sepas.

Conceptos Básicos sobre I+D+i

I+D+i corresponde a la suma de 3 conceptos: Investigación, Desarrollo e innovación. Cada uno de ellos tiene sus particularidades:

  • Investigación: el objetivo de la investigación es ampliar el conocimiento científico, tenga o no una aplicación práctica, por ejemplo, en productos o servicios.
  • Desarrollo: el desarrollo apela a un sentido económico: una evolución económica que dé lugar a mejores niveles de vida.
  • Innovación: consiste en crear algo nuevo, o mejorar lo que ya existe para hacerlo mejor, por ejemplo, más eficiente.

La I+D+i en las empresas

Para potenciar el que las empresas públicas y privadas realicen proyectos de I+D+i en España en 2021, existen diferentes herramientas e incentivos, cómo las Bonificaciones por Personal Investigador, las Deducciones Fiscales sobre el Impuesto de Sociedades, o las Ayudas y Subvenciones.

Estas herramientas permiten a una compañía recuperar parte del gasto que ha realizado en actividades de I+D+i, o bien, obtener financiación para llevar a cabo nuevos proyectos que tenga en cartera. Es decir, el objetivo es incentivar y ayudar económicamente a las empresas para que dediquen recursos a desarrollar actividades de I+D+i en nuestro país.

Sin embargo, muchas compañías no aprovechan estos incentivos porque, simplemente, desconocen que las actividades que ya realizan, pueden ser consideradas como I+D+i.

¿Quieres hacerte una idea de qué tipo de actividades pueden ser consideradas de I+D+i? ¡Perfecto! Aquí tienes algunos ejemplos: 

  • Desarrollo de nuevos productos y/o mejoras sobre los ya existentes, como por ejemplo:
    • Investigación y desarrollo de nuevo material con propiedades similares a las del plástico.
    • Reformulación de la composición de un producto para lograr mantener sus bondades, disminuyendo la presencia de agentes nocivos para el medio ambiente.
    • Diseño, desarrollo y ejecución de pruebas de un nuevo sistema piloto de aerogenerador offshore. 
    • Desarrollo de nuevas formulaciones de piensos para la alimentación del ganado. 
  • Mejoras significativas sobre los procesos productivos, como por ejemplo:
    • Nueva tipología de proceso constructivo de cimentación, para incrementar la resistencia de un terreno, reduciendo los tiempos operativos.
    • Nueva línea productiva para mejorar el rendimiento obtenido por la misma sobre la producción de un producto.
  • Incorporación de nuevas tecnologías -ya existentes- que supongan una novedad subjetiva para tu empresa, como por ejemplo:
    • Sistema -ad hoc- para mitigar gaps temporales sobre la cadena de valor de una compañía. 
    • Plataforma software para la asignación inteligente de recursos. 
    • Nuevo sistema de comunicaciones basado en tecnología bluetooth para monitorización de enfermos.

Otros ejemplos también considerados por la agencia tributaria son:

  • La materialización de los nuevos productos o procesos en un plano, esquema o diseño, así como la creación de un primer prototipo no comercializable y los proyectos de demostración inicial o proyectos piloto, siempre que éstos no puedan convertirse o utilizarse para aplicaciones industriales o para su explotación comercial.
  • Diseño y desarrollo de muestrario (juguetes, textil, muebles, marroquinería…) para el lanzamiento de nuevos productos.
  • La creación, combinación y configuración de software avanzado, mediante nuevos teoremas y algoritmos o sistemas operativos, lenguajes, interfaces y aplicaciones destinados a la elaboración de productos, procesos o servicios nuevos o mejorados sustancialmente.

Como ves, la tipología de proyectos es variopinta. Después de haber leído esto, ¿Te siguen surgiendo dudas sobre si tu empresa desarrolla actividades de I+D+i? Si es así, lo mejor es que hables con expertos como nosotros. Te ayudaremos a saber si realizas I+D+i y si puedes aprovechar algún incentivo.

La importancia de la I+D+i para España en 2021

La innovación y el cambio tecnológico son, sin duda, fundamentales para el desarrollo de un país. Durante los últimos 200 años, la innovación, los avances técnicos y la inversión en bienes de capital que incorporan nuevas tecnologías han transformado las economías de todo el mundo. De hecho, cuanto más innova un país, más aumenta su competitividad y más atractivo es para inversores extranjeros, lo que a su vez contribuye a mejorar la calidad de vida de la población y al enriquecimiento del país.

Las políticas económicas, fiscales y comerciales afectan a la innovación y al crecimiento económico a largo plazo y de muchas formas posibles. En un entorno macroeconómico estable, con finanzas públicas saneadas y mercados financieros, laborales y de productos que funcionan bien, apoyan a la innovación, al espíritu empresarial y al crecimiento. Las políticas dirigidas a objetivos como la protección de los derechos de propiedad intelectual y la promoción de la investigación y el desarrollo, o I+D, promueven la innovación y el cambio tecnológico de forma directa.

Según los datos recogidos por la edición Eurostat de 2020, dentro de la Unión Europea, España estaba en el puesto número 14 de 27 en innovación. Este estudio se centra en 27 indicadores -clasificados en 10 grupos- que miden el nivel de innovación de un país:

Europa-I+D+i

Según la puntuación obtenida, los países se clasifican en “Líderes”, “Fuertes”, “Moderados” y “Modestos” en innovación.

Aunque subimos 5 puestos desde el 2019, España sigue en el grupo de países con una innovación “Moderada”. Portugal, sin embargo, pasando por situaciones similares a las españolas, ha conseguido subir de categoría en el ranking como un país “Fuerte” en innovación.

Permanecer a la cola de Europa en innovación sólo agravará la situación de crisis que vivimos.

Actualmente, el sistema de innovación en España es pequeño y tiene problemas que impiden una evolución adecuada de la innovación en nuestro país. El sistema público de innovación tiene suficientes investigadores con poco equipamiento, mientras que los investigadores empresariales son pocos con buen equipamiento.

¿Cómo impulsar la I+D+i en España en 2021?

Impulsar la I+D+i en España en 2021 es importante y urgente para nuestra economía. 

Desde la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) proponen 10 medidas para impulsar la innovación española:

    1. Un acuerdo de Estado por la I+D+i: que la innovación sea un eje de las políticas del Gobierno.
    2. Simplificación y Coordinación legislativa y administrativa: facilitar el acceso a ayudas simplificando los formatos de solicitud.
    3. Apoyo a la transferencia tecnológica: que el conocimiento de las Universidades y Centros Públicos de Investigación llegue al tejido productivo para que sea aprovechable por todos.
    4. Mejorar la financiación de la I+D+i: mejorando los incentivos a la innovación.
    5. Formar y retener el talento: garantizar un suministro suficiente de personas con habilidades científicas e ingenieriles es importante para promover la innovación. Por ello, es estrictamente necesario adaptar los planes de estudio de universidades y formación profesional a las necesidades reales de las empresas.
    6. Propiedad Industrial e Intelectual: facilitar la protección de la innovación en las empresas, otorgando a los desarrolladores de nuevas ideas reclamos sólidos y duraderos sobre los beneficios económicos de sus descubrimientos.
    7. Fomentar la Compra Pública Innovadora: mecanismo por el que las entidades públicas buscan soluciones innovadoras a retos actuales.
    8. Apostar por la digitalización.
    9. Fomentar la cultura innovadora dentro de las empresas.
    10. Fomentar la innovación social: para que la innovación mejore la evolución de la sociedad.

¿Qué proponemos desde Ayming?

Desde Ayming, como agente dinamizador de la innovación, también tenemos algunas propuestas:

  1. Necesidad de seguir el ritmo de los avances tecnológicos en otros países: las empresas que se aplican y utilizan nuevos avances tecnológicos obtienen en general mejores rendimientos porque, saben cómo emplear todos sus recursos.
  2. La importancia de la ubicación de centros de innovación y la actividad de I+D+i en España en 2021: aumentar las capacidades de una industria estratégica beneficia a un país financiera y laboralmente. Normalmente las empresas de alta tecnología se ubican cerca de universidades líderes, por lo tanto instalar centros científicos o tecnológicos de vanguardia en determinadas ubicaciones crea efectos secundarios que promueven la innovación, la calidad, la adquisición de habilidades y la productividad en industrias cercanas.
  3. Fomentar la experimentación y una mayor diversidad de enfoques y, al mismo tiempo, garantizar que exista un proceso de revisión por pares eficaz para orientar la financiación hacia una ciencia de alta calidad: apoyar múltiples enfoques a un problema dado al mismo tiempo aumenta las posibilidades de encontrar una solución, lo que también aumenta las oportunidades de cooperación o competencia constructiva.
  4. Impulsar el conocimiento de los empleados en los campos STEM: con el propósito de incrementar la oferta nacional de investigadores a largo plazo, es importante invertir en aquellos programas que permitan a los trabajadores adquirir e incrementar sus competencias y conocimientos en campos relacionados con la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.
  5. Atraer el talento internacional: los científicos y otros profesionales altamente capacitados que se trasladan a otros países tienden a mejorar la productividad y las oportunidades de empleo de los que ya están en ese país, lo que refleja las ganancias de la interacción y la cooperación, y del desarrollo de masas críticas de investigadores en áreas técnicas.
  6. Promover la distribución de información científica y técnica: para que genere más valor. La información científica y técnica requiere un entorno en el que los usuarios puedan obtener la información necesaria y suficiente cuándo y dónde sea necesaria, de la forma más accesible y a coste razonable. Además de los esfuerzos individuales de las instituciones relacionadas, este objetivo también requiere asociaciones y cooperación entre el gobierno, el sector privado y el mundo académico.
  7. Fomentar el surgimiento de nuevos negocios y aumentar la disponibilidad de préstamos y ayudas para las pequeñas y medianas empresas: la evidencia existente sugiere que la apertura del comercio puede impulsar la innovación al aumentar la competencia, permitiendo que las nuevas ideas se difundan más rápidamente y dividiendo el costo de la innovación en un mercado más grande.

¿Cómo ayudamos a tu empresa en Ayming?

En Ayming apostamos por la innovación. Contáctanos y estudiaremos tu caso para evaluar qué herramientas e incentivos son los más adecuados para impulsar la I+D+i de tu empresa.

Autor: Mario Jañez Parrilla, consultor de Innovación de Ayming

Fuentes: 

Mostrar comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *