Choose your country site
Close

IIB2023: El 65,1% de las empresas españolas recurren a la financiación propia para desarrollar Innovación

Home > Insights y Noticias > Notas de Prensa > IIB2023: El 65,1% de las empresas españolas recurren a la financiación propia para desarrollar Innovación
Notas de Prensa
octubre 19, 2022

IV Barómetro Internacional de la Innovación de Ayming – IIB2023

El 65,1% de las empresas españolas recurren a la financiación propia para desarrollar Innovación, a pesar de las subvenciones nacionales

  • Por el contrario, España es uno de los países europeos que más acude a las ayudas europeas y ya se posicionan como tercera vía de financiación de la I+D de nuestro país
  • Casi un 62% de empresas consideran que innova lo suficiente, un 4% más que el año anterior. De hecho, un 58,7% afirma que aumentará el presupuesto destinado a I+D durante los próximos tres años
  • Mejorar las capacidades tecnológicas internas (60,3%) y las tendencias a largo plazo y futura demanda del mercado (57%) son los impulsores de la inversión en innovación de las empresas españolas, según recoge el IIB2023
  • La inflación es el factor que más negativamente afectará a la Innovación en la empresa española, de cara a los próximos años, superando en 15 puntos la preocupación respecto a la media global (50%)

El 65,1% de las empresas españolas afirman recurrir a la autofinanciación para llevar a cabo proyectos de Innovación, por encima de los diferentes mecanismos puestos en marcha por las entidades nacionales. El carácter a largo plazo de las subvenciones motiva a las compañías a recurrir a la financiación propia para satisfacer los proyectos de innovación que acometen, una cifra que se encuentra 14 puntos por encima de la media global (51,1%).

Esta es alguna las principales conclusiones que arroja el IV Barómetro Internacional de la Innovación de la consultora internacional especializada en la mejora del rendimiento en las organizaciones, Ayming, en el que han participado una muestra de 850 profesionales sénior de I+D, directores financieros, directores ejecutivos y propietarios de empresas de 17 países para abordar el estado de la Innovación y su financiación.

IIB2023: La empresa española se muestra ligeramente más satisfecha con la Innovación que lleva a cabo

Las empresas españolas comienzan a planificar a largo plazo y a recuperar la confianza de que que sus planes de innovación siguen la senda adecuada. En este contexto, el 62% de las empresas en España considera que está haciendo suficiente I+D, 4 puntos por encima respecto al año anterior, aunque 22 puntos por debajo de antes del estallido de la pandemia.

Cuestionadas sobre el nivel de satisfacción en cuanto a la I+D que llevan a cabo, 6 de cada 10 empresas se muestran conformes, cifra inferior a la media global que se sitúa en un 74,7% y por debajo de países como Italia (79,4%) o Portugal (67,9%).

Según explica Carlos Artal, director general de Ayming España, “la incertidumbre a la que se llevan años enfrentando las compañías ha provocado que seamos más conscientes de lo importante que es innovar para dar solución a los constantes retos, cada vez más habituales, a los que nos enfrentamos. La pandemia hizo que las empresas trabajasen focalizadas a un corto plazo, pero el panorama inestable ha provocado que la I+D sea una necesidad a largo plazo y, por lo tanto, contar con los recursos internos adaptados es una demanda, y a la vez, una necesidad”.

En esta misma línea, el 77,8% de las compañías asegura tener definido un presupuesto para I+D, que, además, para un 58,7% se incrementará a lo largo de los próximos tres años. A nivel global, un 83,8% de empresas aseguran tener definido presupuesto para Innovación, que también se verá incrementado en un 62,7% de compañías.

La autofinanciación de la Innovación sigue siendo el principal recurso, según el IIB2023

Cuestionados sobre el modelo de financiación al que más recurren las compañías de nuestro país para acometer sus planes de I+D, un 65,1% afirma en el IIB2023 que se trata de autofinanciación. Pese a las líneas de financiación puestas en marcha a nivel nacional para favorecer la innovación de las compañías, el número de empresas que las solicita desciende, concretamente, 14 puntos respecto al año anterior. Esta tónica es habitual a nivel global, ya que, el 51,1% de las empresas afirman acudir a recursos propios y el descenso en la solicitud de subvenciones internacionales es notable también.

En el caso de las subvenciones internacionales, la interpretación varía, ya que, España es uno de los países del sur de Europa que más recurre a este tipo de financiación. Concretamente se ha incrementado este tipo de financiación en más de 7 puntos respecto a 2022.

Según explica Carlos Artal, director general de Ayming España, “Los Next Generation y otras ayudas de la Unión Europea ya se aplican en las compañías de nuestro país, pero todavía no tienen el peso que se espera de ellos. Es por ello por lo que además de continuar difundiendo su existencia, es necesario acercar a Administraciones y empresas, y además, obrar en favor de su simplicidad para que puedan llegar al tejido productivo. Ya triplicamos a países vecinos como Portugal (11,3%) o quintuplicamos a Francia (6,5%), pero aún así, tenemos mucho por delante”.

Destaca también que se triplica el número de empresas españolas que se acogen a las deducciones fiscales a la I+D. Concretamente, en 2022 las solicitaban un 15% y este año el porcentaje se sitúa en un 44,4%. A nivel global el crecimiento es inferior, situándose en 2022 en un 16,1% y en 2023 en un 20%. Uno de los principales motivos es la generosidad del marco español, que permite recuperar aproximadamente 59 céntimos por cada euro invertido en I+D.

Este panorama es uno de los principales motivos que hace que a nivel nacional se haya incrementado en más de 10 puntos el número de compañías que demandan el servicio de especialistas en consultoría de I+D y disminuya el porcentaje de compañías que gestionan este tipo de procesos de forma interna. El incremento a nivel global llega hasta los 25 puntos con respecto al año anterior.

Mejorar las capacidades técnológicas internas motiva a las compañías a invertir en I+D

El 60,3% de las empresas considera que mejorar las capacidades tecnológicas propias es la prioridad a la hora de invertir en Innovación. Los constantes cambios de unos años convulsos han provocado que las compañías quieran estar preparadas internamente para hacer frente a las adversidades venideras.

En este sentido las empresas españolas coinciden con uno de los objetivos más relevantes fijados por el Plan España Puede, poniendo el foco en la digitalización y la transformación tecnológica.

En un segundo lugar, sigue primando una visión a largo plazo y las futuras oportunidades del mercado para un 57,1% de las empresas como principales motores de la la Innovación, hecho que constata que las compañías integran la I+D en su estrategia de negocio.

En el polo opuesto, las compañías consideran que la normativa es el peor motor de la Innovación, de hecho, lo consideran como un factor limitante. A juicio del director general de Ayming España, «las trabas burocráticas y la normativa actual existente es para las compañías uno de los principales lastres para desarrollar Innovación. Es fundamental evitar la burocracia para conformar un tejido empresarial competitivo y, sobre todo, innovador. Las ventajas económicas a largo plazo es un factor que los gobiernos deben considerar».

El IIB2023 muestra un entorno macroecónomico que preocupa a las empresas españolas por encima de la media global

Mientras que la pandemia ya no aparece reflejada entre las preocupaciones de las compañías a nivel global, la inflación y la guerra de Ucrania son dos factores que, a juicio de un 65,1% y un 49,2% respectivamente de las compañías españolas, impactarán de manera negativa en cuanto a sus presupuestos de I+D. De hecho, a nivel global, la inflación y la guerra en Ucrania es un aspecto de preocupación para un 50% y 40,8%, respectivamente, de compañías. En España esta inquietud es notablemente mayor, situados incluso a nivel similar de preocupación que las empresas de Polonia (67,2% y 48,3%).

Por el lado contrario, para el 71,40% de las compañías españolas los avances tecnológicos y los desarrollos sectoriales (58,70%) son los drivers más favorables para la inversión en I+D; dato que supera más de 11 puntos a la media global (60%).

Descargar IIB2023

Prensa

Mostrar comentarios

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.