Choose your country site
Close

IVA en la Unión Europea, ¿cuánto se paga en cada país?

Home > Insights y Noticias > Noticias > IVA en la Unión Europea, ¿cuánto se paga en cada país?
Noticias
diciembre 26, 2019

El sistema impositivo de un país es único y complejo. Cuando 28 países se agrupan para crear una entidad supranacional a la que ceden competencias, la cosa se complica. Hoy  hablamos de la armonización del IVA en la Unión Europea.

IVA en la Unión Europea

La UE cuenta con legislación aprobada para armonizar los impuestos como el IVA y los llamados impuestos especiales. El objetivo es “garantizar el establecimiento y funcionamiento del mercado interior y evitar las distorsiones de la competencia”, según el artículo 113 del Tratado de Funcionamiento de la UE. Es decir, se busca cohesionar más a los estados miembros: también en su policial fiscal.

En la práctica, cada país tiene un tipo impositivo diferente. Por regla general, el IVA es un impuesto que se paga sobre bienes y servicios incluyendo las fases del proceso de producción (no grava solo la venta al consumidor final).

País

General

Reducido

Austria

20 %

13 %

10 %

Bélgica

21 %

12 %

6 %

Bulgaria

20 %

9 %

Croacia

25 %

13 %

5 %

Chipre

19 %

9 %

5 %

República Checa

21 %

15 %

10 %

Dinamarca

25 %

Estonia

20 %

9 %

Finlandia

24 %

14 %

10 %

Francia

20 %

10 %

5,5 %

Alemania

19 %

7 %

Grecia

24 %

13 %

6 %

Hungría

27 %

18 %

5 %

Irlanda

23 %

13,50 %

9 %

4,80 %

Italia

22 %

10 %

5 %

4 %

Letonia

21 %

12 %

5 %

Lituania

21 %

9 %

5 %

Luxemburgo

17 %

14 %

8 %

4 %

Malta

18 %

7 %

5 %

Holanda

21 %

9 %

Polonia

23 %

8 %

5 %

Portugal

23 %

13 %

6 %

Rumania

19 %

9 %

5 %

Eslovaquia

20 %

10 %

Eslovenia

22 %

9,50 %

España

21 %

10 %

4 %

Suecia

25 %

12 %

6 %

Reino Unido

20 %

5 %

El anterior gráfico refleja el tipo general de IVA de los distintos países de la UE a enero de 2019. El tipo general es el que se aplica por defecto a todos los productos y servicios (en España, el 21%). No obstante, se permiten tipos especiales de IVA para determinados productos o servicios:

  • Tipo normal: el aplicable a la mayoría de productos y servicios. No puede ser inferior al 15%
  • Tipo reducido: uno o dos tipos aplicados a productos y servicios más específicos, como la hostelería o servicios de explotación agrícolas o ganaderas, sin bajar del 5%.
  • Tipo superreducido: inferior al 5% (en España es el 4%). Es el tipo impositivo usado para productos básicos en la cesta de la compra (leche, pan, huevos…), libros, o para la mayoría de los medicamentos.
  • Tipo cero: casos muy concretos en los que el consumidor no paga IVA, como las operaciones médicas y sanitarias, o las prestaciones de servicios de carácter educativo. En estos casos, el vendedor también tiene derecho a deducirlo en estas compras.
  • Tipo parking o intermedio: existe en un determinado número de países, que ya contaban con este tipo impositivo en 1991. Se creó de manera temporal antes de la entrada en vigor del mercado intracomunitario (1993). Se preveía su desaparición de una manera progresiva, pero hoy en día muchos países siguen aplicando este tipo, como es el caso de Irlanda, Bélgica o Portugal.

IVA a empresas

Independientemente del país de la Unión Europea en el que tengas tu empresa, las compras y ventas que realices dentro del territorio de otros estados miembros, también estarán sujetas a esta imposición.

La exención tiene lugar cuando los bienes se transportan desde un país de la UE a otro país miembro (entrega intracomunitaria) o a un país tercero (exportación).

Si quieres saber más sobre el IVA en el mercado internacional de bienes y servicios, consulta con nuestros expertos.

Mostrar comentarios

No hay comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *